Acceso seguro a Internet en cualquier dispositivo, en cualquier red,
desde cualquier ubicación, en cualquier nube

Los usuarios se vuelven móviles:

Las computadoras de escritorio cambian a computadoras portátiles y los usuarios ya no están en el perímetro de la red.

Las aplicaciones se trasladan a la nube:

Las aplicaciones se trasladan desde servidores locales a SaaS, además de datos y los archivos se mueven al almacenamiento y acceso en línea.

Saturación de ancho de banda:

Mayor uso de la nube pública y la creciente demanda crean latencia y disminuye la productividad del usuario.

Explota el tráfico cifrado:

Aumenta la movilidad tráfico HTTPS cifrado; infraestructura heredada requiere actualización y costos de soporte continuo.

La seguridad de la red se mantiene en el centro de datos:

Los usuarios para acceder a los recursos en la nube, tienen que pasar por la seguridad perimetral en el centro de datos